Preliminares del Plan Nacional de Desarrollo para ciudadanos comúnmente activos.

Por: Yeliseth Mosquera

Tenemos nuevo gobierno y con ello un nuevo plan nacional que le apuesta a la transformación, mejora y desarrollo del país. Pacto por Colombia es un plan que expone de manera transversal las necesidades del país, estableciendo un pacto por cada área en la que se planea trabajar. A simple vista se puede observar como este documento es una apuesta bastante ambiciosa por parte del gobierno nacional, en el que se pretende, por ejemplo, subsanar los problemas de eficacia y eficiencia de sectores como la salud, la educación, la justicia, así como también se propone innovar para el desarrollo de la productividad del país por medio del fortalecimiento del emprendimiento, siendo este último uno de sus ejes principales de gobierno.
El PND es un trabajo conjunto de planificación que funciona como guía a la hora de repartir el presupuesto en los temas que el gobierno en curso considere que demandan mayor atención y todo con el fin último de generar bienestar y desarrollo para el pueblo. Cada cuatro años el gobierno al mando establece las áreas principales con las que trabajará durante todo el mandato. Lamentablemente este termina siendo un documento bien redactado, pero con resultados poco visibles a la ciudadanía o en su defecto, no se logran concretar tal y como se previó. El reto es lograr materializar de manera eficiente lo pactado para, de esa manera, consolidar los avances deseados en el país.
Pacto por Colombia está dividido en tres amplios pactos estructúrales: Equidad, emprendimiento y productividad, y legalidad. Así mismo cuenta con trece pactos transversales: Sostenibilidad, ciencia, trasporte, transformación digital, calidad de servicios públicos, recursos minero-energéticos, identidad y creatividad, construcción de paz, oportunidades para grupos étnicos, inclusión y dignidad de personas con discapacidad, igualdad de la mujer, descentralización, y productividad y equidad de las regiones. Así como también establece objetivos y estrategias para cada una de las regiones del país.
Vale destacar que Pacto por Colombia se encuentra alineado con los propósitos de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) lo cual permite evidenciar el compromiso del gobierno ante las iniciativas globales. Así mismo, es un plan que tiene en cuenta a las regiones administrativas reflejando la apuesta por el desarrollo regional con focos diferentes para cada región según su contexto y sus necesidades.
Con el DNP se observa el trabajo que se viene con el gobierno Duque en términos no solo de creación de políticas y nuevos programas sino también del fortalecimiento de unos ya existentes que, se espera, puedan contribuir al alcance de los logros propuestos como nación para el desarrollo de la misma y el alcance de la equidad para los colombianos.
Otro punto que llama la atención es que se tuvo en cuenta cuestiones de igualdad de la mujer y personas con discapacidad que marca nuevas miradas a la inclusión. Sabemos que Colombia enfrenta serios problemas en cuanto a la igualdad y el reconocimiento del papel de la mujer, que, a través de los años, se reconoce que algo se ha logrado avanzar en esta materia todavía hay mucho por hacer.
También es importante agregar que, a pesar de ser un Plan bastante amplio parece ignorar problemas recientes y que han despertado mucha indignación ciudadana como son los temas del post-conflicto, el asesinato de líderes sociales, los grandes problemas de corrupción. El documento contiene un punto específico sobre el tema de construcción de paz que establece líneas de inversión y trabajo en torno a las víctimas, sin embargo quedan algunos interrogantes tales como: ¿Qué se espera para los excombatientes, los asuntos de reconciliación social y como se procederá con los grupos ilegales que han nacido en el marco de un postconflicto?
No debemos desconocer que uno de los mayores problemas de Colombia es que convivimos en una sociedad con altos índices de desigualdad según el Banco Mundial, en este sentido, el pacto por la equidad propone igualdad de oportunidades, mayor acceso, mejor redistribución, y respeto por los derechos humanos. Creemos que el pueblo campesino necesitaría un pacto individual que representara específicamente sus retos y que en el mismo se pudieran establecer claramente propuestas para su mejoramiento ya que el campesinado ha sido de las poblaciones más afectadas en la historia del país.
Al final queda esperar que las bases del nuevo Plan Nacional de Desarrollo pasen por el congreso y ver los resultados de lo que terminará siendo los pactos que regirán las políticas de nuestro país por los próximos cuatro años, mientras tanto tenemos un documento preliminar que se puede seguir revisando y haciéndole seguimiento. Es realmente importante que el ciudadano conozca de este documento, su importancia y función, pues al fin y al cabo de este dependerán que se materialice o no un conjunto de políticas para nuestro progreso como sociedad, y tú ¿Qué comentarios adicionales tienes?.